Posts Tagged ‘Max Aguirre’

Max Aguirre toro premiado

junio 18, 2012

Bueno, no exactamente. Pero sí resulta que le dieron el premio Banda Dibujada al mejor  Libro de historieta de ficción para niños, de autor nacional por su más que precioso Alina y Aroldo (Editorial Pictus).

Para que negarlo: estamos orgullososísimos. Qué tanto. Y miren qué lindo salió en la foto.

“Mi amor, hoy tengo fútbol”

junio 18, 2012

Los señores Max Aguirre y Federico Reggiani, no contentos con fatigar la infamia en los territorios más vale menesterosos de ese mix de dibujitos y palabras conocido como “historieta”, se han entregado a la fabricación de un libro que consta mayormente de palabras. Algo que, siendo generosos, puesto que nos gusta ser generosos con nosotros mismos, podríamos llamar “literatura”.  O “desperdicio de bosques”. No sabemos.

Lo que sí sabemos es que hicieron un libro muy gracioso. Qué tanto. Listo, me calenté: todo el párrafo anterior es mentira. ¡El libro está buenísimo! Pero eso de la autodenigración siempre garpa. Le garpaba a Borges. Cierto que Borges escribió “Emma Zunz”. Ok. Todo no se puede.

Max Aguirre en Página, y en Fierro 57

julio 9, 2011

Estupendo reportaje al hegeliano Max Aguirre en Página 12 de hoy.

Y ya que hablamos de cosas estupendas, estupenda tapa del propio Aguirre en la última Fierro.

Y adentro de esa tapa, muchas historietas buenísimas: de Arbello, de Reggiani-Mosquito, de Agrimbau y del propio Aguirre, por nombrar sólo gente de este barrio porque sí, hay que reconocerlo, somos así.

Fierro y HR

marzo 18, 2011

Otra vez: ya la verdad es que no sé cómo redactar esto. Está la de la de Frank Arbello muy poética, la de Mosquito/Reggiani muy apocalíptica, la de Max Aguirre, muy peronista, la de Agrimbau muy temporoespacial.

Y tras que éramos pocos, ¡Kraneo! Debimos matar a Kraneo mientras estábamos a tiempo, ahora es tarde: el monstruo está entre nosotros.

Bueh, eso, comprese la Fierro que viene con quichicientas páginas de HRs. Es la que tiene la tapa que reproducimos aquí, no sea que se la confunda con la Oh La La! o la Ruta 69.

Aguirre y Reggiani, show en vivo en Eterna Cadencia

marzo 11, 2011

Los disertantes profesionales Max Aguirre y Federico Reggiani, en la grata compañía del editor Martín Ramón y moderados en los excesos que puedan cometer por el caballero Francisco González Taboas presentarán en “Los martes de Eterna Cadencia” un show pletórico de opiniones infundadas, quejas por el orden del mundo y atléticos intercambios de chicanas.

Los martes, orquídeas. Eterna Cadencia es una preciosa librería de Palermo, cita en Honduras 5582 (esq.  Fitz Roy) a las 19 hs. Entrada gratarola.

Eso sí, para que no digan que son dos advenedizos, vayan estas fotos que atestiguan que no es de ahora que Reggiani y Aguirre se codean con las altas esferas de la intelectualidad literaria.
En la primera los vemos de paseo por la rambla del Viejo Hotel Ostende en compañía de Bioy y Borges, nótese el provocador vestido con pintitas de Reggiani y la moderna falda campana de Aguirre.
La segunda, una foto casual sacada por la mismísima Silvina Ocampo en un momento de distracción y charla en la sobremesa de un asado en una quinta propiedad de la familia de Bioy Casares.

Aunque, para qué engañarnos, el plato fuerte de la noche es el auspicio de la bodega Finca Las Moras. Sabemos que van a ir a chupar de arriba, pero disimulen.

Historietas Reales en Fierro

enero 13, 2011

Según nos informa el departamento de estadísticas, un 43,2% de las páginas del número de Fierro de Enero han sido producidas por gente ligada a la secta conocida como “Historietas Reales”. (En el número de diciembre hubo mucho HR, pero nos olvidamos de avisar…)
Tenemos a Max Aguirre en tapa y con el primer capítulo de sus “Veinte verdades”, en que se exhibe como un viejo afiliado al Partido Demócrata Progresista; Reggiani y Mosquito con Tristeza y sus fantasías de que el fin del mundo los encuentre vivos y sanos; Ginevra y Santullo que se creen guapos del suburbio rioplatense; Agrimbau que se viene viejo y sublima sus ganas de que el tiempo no huya irreparable; Terranova que se mama y desconoce.

Una joyita: nuestros planes para dominar el mundo marchan muy bien.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El locuaz Aguirre y el académico Reggiani salieron de paseo

septiembre 7, 2010

El diario conocido como Clarín publicó una reseña de la particiáción de los señores Aguirre y Reggiani (y De Santis y Cachimba) en el Festival Internacional de Historieta de Buenos Aires. Contra lo que podría esperarse, la transcripción se corresponde en buena medida con lo dicho. http://www.clarin.com/sociedad/Novelistas-graficos-nuevo-nombre-historietistas_0_330566997.html

Con poco sentido de la belleza, la foto publicada excluyó a Reggiani, el indudable sex symbol de la tarde.

Aguirre y Reggiani, dos dandys

septiembre 2, 2010

Del 1 al 5 de septiembre se desarrolla el finísimo “Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires“. Y el domingo 5, en el Malba, a las 14:30 hs., nuestro refinado esteta Max Aguirre se presenta en una mesa dedicada a la historieta y la novela gráfica. Para evitar que la cosa se salga de cauce, hemos comisionado a Federico Reggiani para que le pegue una moderada.

Panel: La historieta y la novela gráfica
Participan: Max Aguirre, Max Cachimba y Pablo De Santis
Modera: Federico Reggiani
Domingo 5, 14:30 hs, Malba

Max cuanta toda la verdad sobre su huida de HR

mayo 17, 2010

Sí, nada de sensiblerías. Max se va porque fue protagonista de un confuso episodio de índole erótico-zoológico-sentimental que nuestros abogados nos recomiendan mantener en reserva.

En Cuadritos, lo cuenta todo. Encima sale con cara seria en la foto, aunque tendría que ver el fuera de campo de esa foto para hacerse una idea de lo que fue esa fiesta… Este… no, no, no hubo ninguna fiesta. El tapir estaba muerto cuando llegamos… Si, Doctor, tiene razón, mejor me callo.

Aguirre charla que te charla en Rosagasario

abril 14, 2010

Aguirre otra vez sale a charlar, o al menos eso le dice a su familia. Cuentan que cierta vuelta cerca de las diez de la noche rumbeó para la puerta y mientras se acomodaba el saco dijo “voy a una charla, vuelvo en un ratito” y por dos semanas no se supo nada más de él. Volvió un poco más delgado, demacrado se puede decir, con un espantaviejas colgándole de la comisura izquierda y los hombros nimbados de papel picado, pero volvió y por eso en unos días lo tendrán por Rosario. Vayan, será una fiesta.


A %d blogueros les gusta esto: